Notas

Suscribirme al Newsletter!

En esta sección subimos periodicamente notas interesantes con consejos para el cuidado de tu salud,
así como dietas y recomendaciones para un descenso de peso efectivo.
A su vez compartimos los Newsletters que enviamos a toda nuestra lista mensualmente.

Para recibir los útlimos consejos, noticias y promociones en tu email suscribite en nuestro Newsletter.

Hay algo que me molesta.

Me molesta el hambre, me molesta el frío, me molesta el NO, el orden,

el tener que hacer algo para lograr algo.

Extraño hacer lo que quiero a la hora que quiero. Extraño comer hasta

reventar. Extraño pensar “algún día me pondré las pilas”.

Una de las virtudes-defecto que mayor miedo me producen es el

perfeccionismo.

Es una virtud porque, evidentemente, lo es el tender a hacer las cosas

perfectas. Y es un defecto porque no suele contar con la realidad de que lo

perfecto no existe en este mundo, que los fracasos son parte de toda la vida,

que todo el que se mueve se equivoca alguna vez.

Hay personas que siempre viven preocupadas, lo que les impide llevar el tipo de vida que les

gustaría. Su mente está invadida por pensamientos catastróficos y no es libre de elegir.

Las preocupaciones anulan su capacidad de razonar. Se piensa para actuar, para tomar una decisión.

Cerebro y corazón tiene una relación simbiótica, no pueden vivir uno sin el otro. El corazón le lleva sangre con oxígeno y nutrientes al cerebro para que despliegue sus funciones.

El cerebro inerva al corazón por intermedio de señales nerviosas que transmiten funciones como incrementar la frecuencia de latidos o comunicarle estados de ánimo como ira, depresión, hostilidad, euforia o alegría. Esto ha generado que a lo largo de la historia de la humanidad el corazón se transforme en la sede de las emociones. Ambos sistemas están inter-conectados de manera que un problema de uno afectará al otro inmediatamente.